Agustinas 1442 Oficina 601 Torre B Santiago Centro - FonoFax: 26998077 Móvil 91280016 - defensajuridica@torresabogados.cl


Descargar

Sobre La ley de Violencia Intrafamiliar


DIPLOMADO DE MEDIACION FAMILIAR

Consideraciones sobe La Ley de Violencia Intrafamiliar

La conductas que “ penaliza” la Ley de violencia intrafamiliar es en sí un tema complicado porque se trata de las conductas de miembros de grupos familiares heterogéneos, más allá de la propaganda realizada por el propio Estado a través de sus organismos como Sernam , la cual señala que la violencia se da en todos los grupos socioeconómicos, por cuanto cada de ellos se encuentra en situaciones muy diversas, tanto en los aspectos materiales, morales, culturales, etc, factores que son determinantes en general, respecto de la resolución de conflictos. A modo de ejemplo en un hogar de familia de escasos recursos es muy difícil que la victima frente a la violencia que sufre ella y sus hijos en manos del marido, pueda en un momento en que la violencia se produce , luego de intentar diferentes medios para evitarlo, simplemente abandonar el hogar común. Por otra parte , como toda ley , se aplica una vez consumado el hecho y no resuelve el conflicto, por cuanto las medidas que se aplican al infractor no asegura de ningún modo que este no reincida en cualquiera de las modalidades de violencia , sea física o sicológica.

Seguir leyendo... o Consultar

En general , los poderes colegisladores elaboran más de medio centenar de leyes por año y solo una parte de la nueva legislación cumple con los fines para los que fue creada y prueba de ello es la recurrente estela de pequeñas reformas que intentan enmendar rumbos equivocados. Incluso no pocas leyes son cuestionadas antes de ser aplicadas o ven paralizada su vigencia por la ausencia de recursos técnicos o financieros. La búsqueda de la eficiencia y eficacia de la ley hace necesario revisar el ajuste entre la propuesta legislativa y la realidad social que pretende regular. Tal labor se puede realizar a través de la evaluación de la ley, que ofrece un procedimiento racional y sistemático idóneo para asegurar el cumplimiento de los fines perseguidos con su aprobación.

No creo posible que se pueda prever y medir los efectos de una decisión normativa, a pesar que se empleen las herramientas técnicas adecuadas.

Lo dicho anteriormente si la aplicamos a Ley de Violencia Intrafamiliar, aumenta considerablemente las dificultades, por cuanto son conductas que la mayoría de los casos, tanto victimas como victimarios , creen legitimas. Recordemos no hace tanto tiempo el deber de obediencia de la mujer al marido consagrado en la legislación, el derecho del padre a castigar “ moderadamente” a sus hijos, la costumbre de los profesores a disciplinar a sus pupilos, etc.

Si bien es un avance sumamente importante, la eficacia de esta ley más allá de su dogmática y técnicas legislativas modernas honesta asegurada.

En términos doctrinarios la Violencia intrafamiliar es una situación de abuso de poder o maltrato, físico o psíquico, de un miembro de la familia sobre otro. Puede manifestarse a través de golpes e incidentes graves, como también de insultos, manejo económico, amenazas, chantajes, control de las actividades, abuso sexual, aislamiento de familiares y amistades, prohibición a trabajar fuera de la casa, abandono afectivo, humillaciones, o no respetar las opiniones.

Para la ley no es suficiente, por cuanto para que la conducta sea sancionada debe ser habitual.

Criticas de la Ley:

1-. Cuando señala en su artículo 1º Artículo 1°.- Objeto de la ley. Esta ley tiene por objeto prevenir, sancionar y erradicar la violencia intrafamiliar y otorgar protección a las víctimas de la misma. Creo que es muy difícil que se cumpla el objetivo de prevenir y erradicar la violencia intrafamiliar, es una mera declaración, por las razones expuestas al principio de este trabajo, por cuanto la violencia intrafamiliar es solo un especie de violencia dentro de la sociedad , es como intentar prevenir y erradicar la violencia de nuestras comunidades y al ampliar los objetivos se resta eficacia por un tema de recursos, que deberían estar concentrados en la sanción, protección de victimas y rehabilitación de los infractores.

Sin lugar a dudas, con un espíritu constructivo, podemos decir que es mejor tener esta herramienta jurídica y que por la praxis se han hecho importantes mejoras.

Considero que los aspectos más importantes del nuevo texto son los siguientes:

La redefinición del concepto de Violencia Intrafamiliar, definiéndola como los maltratos que afecten la integridad “física o psíquica” de la víctima, y también al considerar la existencia del delito cuando dicha conducta recaiga en personas menores de edad o discapacitados que se encuentren bajo el cuidado o dependencia de cualquiera de los integrantes del grupo familiar.

Respecto a las sanciones ,la normativa establece penas que van desde los 10 a los 15 años de prisión, en caso de lesiones graves o gravísimas; de 541 días a tres años para las lesiones graves; de 61 a 541 días en las menos graves y una muta de 11 a 20 UTM; y de una multa de 1 a 4 UTM en el caso de las leves , tenemos necesariamente que ver si el aumento de las penas va a producir la inhibición de los victimarios, lo que no se ha producido en los delitos comunes con el aumento de las penas.

Es un importante avance el ampliar a quién se considera victimas, porque anteriormente incluía sólo a cónyuges, convivientes e hijos. Ahora se agrega a ex convivientes, ex cónyuges e incluso a los padres de hijo común, aunque no haya habido convivencia. Y a la vez es un logro al crear la figura del maltrato habitual, casos que serán vistos en los Tribunales de Familia y, existiendo lesiones, pasarán directamente a los Juzgados de Garantía para apreciar la habitualidad, se atenderá al número de actos ejecutados, así como a la proximidad temporal de los mismos, con independencia de que dicha violencia se haya ejercido sobre la misma o diferente víctima.

Respecto a las multas , que van de media a 15 UTM por el maltrato constitutivo de violencia intrafamiliar, que irán en beneficio del gobierno regional respectivo, para ser destinadas a los centros de atención de las víctimas de violencia intrafamiliar.

Que tan efectivo puede ser, porque quien pueda solventar el pago “ podrá realizar sin temor las conductas sancionadas. Respecto , a las medidas accesorias de protección para las víctimas, se establece que con la sola denuncia, es decir, sin esperar a que el Ministerio Público formalice una investigación se podrán adoptar, pero aquí entran en juego las denominadas “situaciones de riesgo”, como que el agresor cometa actos de intimidación contra la víctima, tenga antecedentes de drogadicción, alcoholismo, condenas judiciales o antecedentes psiquiátricos.

Dentro de las medidas accesorias de protección mas importantes tenemos, la obligación del ofensor de abandonar el hogar; prohibición de visitar el domicilio, lugar de trabajo o colegio del ofendido; asistencia obligatoria a programas terapéuticos o de orientación familiar, entre otros. Encuentro que es un avance sobre todo porque podrán mantenerse vigentes incluso habiéndose cumplido la condena en el caso de no cumplirlas por tiempo que fueron decretadas y la creación del Registro de personas condenadas por violencia intrafamiliar, creo que es una de la mejores sanciones, por cuanto el infractor no queda en la impunidad en términos sociales.

Finalmente, en conclusión podemos decir que en general está bien lograda de acuerdo a los propios objetivos del legislador y a su nivel de comprensión de la resolución de conflictos y las novedades en cuanto a las sanciones, pero insisto que el tema es sui géneris. Las mejoras que propongo se refieren en el ámbito de la rehabilitación, incluso de la reeducación de los infractores, por cuanto estos son sujetos que deben ser considerados ineptos para la vida familiar, me atrevo a decir con graves problemas síquicos, que sufren cierta alienación social.

José Torres Cisterna
ABOGADO